Qué beneficios nos proporciona el leer

¿Por qué es tan beneficioso leer cada día?

Por todos es sabido que la lectura nos proporciona gran cantidad de beneficios, tanto si es en papel como ahora que se utilizan también los libros electrónicos.

Cuanto más leamos, más beneficios obtendremos, está claro, pero aunque solamente dediquemos media hora de lectura o a ratos mientras vas en el autobús, metro, tren..o en la sala de espera del dentista, antes de una entrevista o una cita importante..será suficiente para coger el hábito de seguir leyendo y siempre hay un momento idóneo para relajarnos leyendo que nos ayudará a calmar los nervios en ciertas ocasiones y a despejar nuestra mente del agobio del día a día.

También hay ocasiones que sin darnos cuenta leemos a menudo, cuando buscas una dirección, en los prospectos de los fármacos, los periódicos que encontramos en los vagones del tren, las revistas de las salas de espera de algunas consultas médicas..pero este tipo de lectura no nos proporciona tanto como sentarse o tumbarse cómodamente a leer un libro que te guste realmente, pues cuando lees un libro que te gusta, sin prisas, lo coges con entusiasmo, te relaja, te evade del mundo real, y te lleva a otra dimensión adentrándote en lo que te cuenta, pues leer un libro que te guste te hace sentir igual de bien que otras aficiones, y nos crea un ambiente tan placentero que nos hace sentirnos de maravilla.

¿Qué momento es el más recomendado para nuestro cerebro?

Como ya os he dicho, cualquier momento es bueno, pero leer relajadamente, sin prisas, con tranquilidad, sin que nadie nos moleste..es una gozada y lo ideal es leer antes de dormir, porque después de un largo día de trabajo, estamos agotados, estresados, nerviosos incluso, y la lectura en este momento nos lleva a un estado relajado idóneo para tomar un sueño más profundo y reparador. Es una forma saludable para desconectar de los problemas que te hayan surgido a lo largo del día. Ayuda a conectarte con tu “yo” personal, pues aunque no te des cuenta, le estás dando la oportunidad a tu cuerpo y mente para que conecten y se relajen, al mismo tiempo que lo fortaleces aprendiendo cosas nuevas, pues de todo se aprende siempre algo..

Mejora la memoria: Al leer, impulsas al cerebro a trabajar con constancia día a día, por lo que hace que retenga más información, que al día siguiente recupera con más facilidad que cuando no haces trabajar al cerebro. Es como si nos volviésemos más inteligentes.

Mejora la capacidad cognitiva: Nos concentramos mucho mejor cuando nuestro cerebro está más entrenado y leyendo se le da un entrenamiento diario como al cuerpo cuando lo entrenas corriendo por ejemplo. Esto hace que nos desenvolvamos con mayor facilidad con el mundo que nos rodea y podamos realizar las tareas cotidianas y nuestro trabajo con menos dificultad.

Descansamos mejor: Al leer antes de dormir, aunque sea poco a diario, hace que dejemos de lado el estrés acumulado el resto del día, centrándonos únicamente en la lectura que hayamos elegido, y lo último que se va a llevar en ese viaje nuestro cerebro, será la lectura que hayamos leído antes de dormir provocando unos sueños más placenteros porque desconecta de lo ocurrido anteriormente (problemas con el trabajo, los niños, la casa…etc.) Esto hará que a la hora de dormir, tengamos un sueño más profundo y reparador, permitiéndonos así tener una actividad física y mental más equilibrada al día siguiente, pues cuando no dormimos bien, parece que todo nos cuesta más, y entendemos peor las cosas. Vamos más como más lentos o aturdidos, y nos estresamos más rápidamente que cuando descansamos bien. Pues la falta de descanso, nos vuelve más irascibles y aguantamos peor a la persona que tenemos al lado.

Mejora nuestro idioma aprendiendo palabras nuevas: Sí porque al leer textos complicados, siempre aparece alguna palabreja que no conocíamos, que por costumbre, se te va quedando mientras lees día a día como cuando íbamos al cole. Esto hace que cojas con más ganas la lectura, pues es como un reto diario, y llega un punto que tu cuerpo y tu cerebro toma como una costumbre más el leer un poco a diario y el día que no lo haces, parece que te falta algo.

Como veis, la lectura siempre ha sido un buen hábito, pero si la practicas justo antes de dormir, tienes más beneficios de lo que nos pensábamos. Ya sabéis, si queréis acabar bien el día, aprovecha y lee un poco antes de dormir, escoger un buen libro que os guste y a disfrutar de esos pequeños momentos tan relajantes y gratificantes que nos proporciona. Además, no es tan difícil, siempre hay formas de leer, en bibliotecas, libros virtuales, artículos en webs interesantes, blogs, o ese libro de tu prima que te dejó y no lo has tocado en meses…siempre hay un buen momento para leer algo.

Un Saludo
RO

Anuncios