Rectificación Lordósica de Columna Cervical

Las vértebras cervicales soportan el peso de la cabeza, y cuando se pierde su curvatura fisiológica, se desequilibra la columna desviando la cabeza hacia a delante, esto produce una sobrecarga en los tejidos blandos (músculos y tendones) dando lugar a contracturas musculares que suelen ir acompañadas de inflamaciones de la zona por la presión prolongada que tienen que soportar.

¿En qué consiste la Rectificación Lordósica de Columna Cervical?

En condiciones normales, la columna vertebral no es completamente recta, tiene ciertas curvaturas fisiológicas (cifosis y lordosis). Estas curvaturas las necesitan las vértebras para equilibrar el cuerpo. Hablamos de Rectificación Cervical cuando su curvatura fisiológica (lordosis) se pierde dejando esa zona de la columna más “recta” de lo normal, de ahí su nombre “Rectificación“.

¿Qué causas tiene?

La Rectificación Lordósica Cervical está causada por malas posturas al dormir y por permanecer en una misma postura inadecuada por períodos prolongados de tiempo, bien sea frente al ordenador o en todas aquellas actividades que nos obliguen a mantener una postura con la columna mal alineada.

También puede estar causada como desencadenante de esguinces cervicales, escoliosis, patologías reumáticas, contracturas musculares repetidas, malformaciones, cirugías en esa zona, etc.

¿Cuáles son sus síntomas?

De todos sus síntomas, el más característico es el dolor y la rigidez en la zona. Pero también van acompañados de otros síntomas muy molestos como son:

  • Vértigos.
  • Nauseas.
  • Mareos.
  • Sensación de calor y presión en la zona cervical.

Tratamiento:

El tratamiento de la Rectificación Lordósica Cervical no es sencillo, pues no se soluciona solo con medicación y reposo. Pero sí es cierto que si tenemos en cuenta los síntomas que vamos teniendo, podremos paliarlos y sentirnos mucho mejor antes de acudir a la cirugía.

Este tipo de patologías desencadenan fácilmente contracturas musculares y esguinces en algunos casos, por la presión acumulada en la articulación, por eso acudir al médico es muy importante, para llevar un tratamiento adecuado desde el principio.

En la mayoría de los casos, es necesario tomar medicación basada en tratar los síntomas, (como los vértigos, contracturas musculares, inflamación de la zona, etc.) esta medicación puede consistir en medicamentos antivertiginosos, miorrelajantes musculares y antiinflamatorios no esteroideos entre otros, mejorando así la movilidad y el riego sanguíneo.

También es recomendable acudir a un especialista para relajar la musculatura contraída, bien sea un fisioterapeuta o masajista especializado en este tipo de patologías, ya que toda la articulación se verá afectada por esa rectificación vertebral, incluidos los músculos y tendones y al relajar la zona, mejorará la sintomatología con diferencia.

En algunos casos vienen bien ciertos ejercicios mandados por el médico, (como natación, termoterapias…siempre que esté recomendado por tu especialista en tu caso concreto, nunca por nuestra cuenta sin consultarle) y tener una buena higiene postural, evitará recargar la zona, cuando tengamos que permanecer mucho tiempo frente al ordenador o al realizar aquellas actividades que requieran pasar mucho tiempo de la misma postura y/o al dormir.

¿Sientes mareos, vértigos o sensación de inestabilidad?
Si es así, deberías ir a que te vieran para hacerte una exploración y ponerte un tratamiento, pues no siempre tener mareos o vértigos es por un problema cervical, a veces los vértigos pueden ser causados por otras patologías que no tiene porqué ser una rectificación de columna, pueden ser por problemas en los oídos como exceso de cerumen acumulado como ocurre con los tapones,  o falta de riego en el cerebro por algún pinzamiento de algún disco vertebral en la zona cervical, o por alteraciones en la presión arterial o en la glucosa en sangre, etc. así pues, cuanto antes nos pongamos en manos adecuadas mejor, para evitar pasarlo mal más tiempo del necesario y poder recibir el tratamiento adecuado lo antes posible y volver a la normalidad.

Déjanos tu opinión y tus dudas o si quieres aportar más información, que a todos nos viene bien compartir lo que nos ocurre, porque este tipo de dolencias, no solo les ocurre a unos cuantos, hay muchas personas que tienen lo mismo, pero no se atreven a comentarlo y siempre viene bien compartirlo, para sentirse comprendido y resolver las dudas que nos surjan, o a veces necesitamos recopilar más información adicional, sobretodo para tranquilizarnos.

Cuéntame tus dudas, que estaré encantada de ayudarte en lo posible. Suscríbete al blog si te gustan estos temas de Salud y Bienestar. Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales para que otras personas lo vean.

Si tienes dudas o quieres más información, te puedes poner en contacto por vía email: correodebienestar@gmail.com o rellenando el formulario de contacto que aparece en la página de contacto de esta misma web.

¡Muchas gracias por dedicar un ratito de tu tiempo!
¡Te espero pronto!

Un Saludo
Cuida Tu Organismo

Imagen proporcionada por pixabay

Anuncios