Disfrutar de las Navidades con precaución

Cómo disfrutar de las Navidades con precaución sin excederse

Ahora que estamos en fechas tan señaladas en las que nos reunimos con familia y amigos para celebrar las Navidades, solemos comer y beber más de la cuenta, es normal.

Para todas aquellas personas que sufran ataques gotosos, problemas articulares, digestivos, diabéticos y que hayan sido intervenidos por problemas hepáticos y biliares, os recomiendo que prestéis atención a los alimentos que consumáis en base a vuestro estado de salud.

Por ejemplo, si tienes gota o tendencia a tener el ácido úrico alto, tomar con moderación aquellos alimentos ricos en purinas como el marisco, caza, embutidos y el alcohol. Si eres diabético, ya sabéis que los turrones, polvorones y demás surtidos navideños, contienen un elevado nivel de azúcar pero también hay que tener en cuenta que los panes aunque sean integrales, son hidratos de carbono y también elevan la glucosa en sangre.

Ten precaución con la alimentación según tu estado de salud

Si tu problema es biliar y hepático, las grasas son tu enemigo, al igual que si tienes digestiones pesadas y lentas, no ayuda para nada los alimentos ricos en grasa. Para aquellas personas con problemas cardiocirculatorios, cuidado con la sal, el alcohol y el tabaco sobretodo. Teniendo en cuenta estas pequeñas cosillas, podemos disfrutar de una cena estupenda comiendo de todo con precaución.

La cantidad de alimentos que comamos, también es muy importante, pues los atracones nocturnos, a veces pueden ser graves y acabar en la sala de urgencias. Ya dice el refrán: “De Copiosas Cenas, Están las Sepulturas Llenas“!!, no está bien comer y beber como si no hubiera un mañana. Como también es perjudicial, estar a régimen una larga temporada y de repente darse el atracón o beber muy rápido con el estómago vacío, etc. Lo ideal es tener moderación para pasarlo bien.

En estas fechas, no podía faltar nuestro gran enemigo cotidiano, el estrés, intentar hacer las compras y comidas a tiempo, prepararse para la cena de navidad, etc, nos puede alterar y ocasionarnos serios problemas digestivos provocados por el estrés y la ansiedad. Para evitarlo, lo ideal es organizarse con tiempo y hacer cada tarea en pasos cortos para no agobiarnos. No solo evitaremos agobiarnos, sino que adelantaremos más.

Ya solo me queda desearos unas Felices Fiestas y que os divirtáis de lo lindo con vuestros amigos y familiares.

¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

Un Saludo
RO

Anuncios