Descubre cómo prevenir el Herpes Labial

¿Te cuesta tener una sonrisa perfecta?

A veces por mucho que nos lavemos los dientes y tomemos bastantes medidas de higiene, no es suficiente, enseguida cuando menos te lo esperas: ¡zas! ¡calentura al canto!. Y anda que no dura..encima no es tan fácil disimularla por mucho pintalabios que nos demos.

Pues no te preocupes que aunque no es inevitable que en algún momento padezcamos esta afectación, sí podemos lograr que aparezcan con menos frecuencia si seguimos unas pautas saludables.

Empecemos describiendo en qué consiste esta fastidiosa dolencia que nos suele atacar cada dos por tres sin avisar y que aunque no es grave, es muy molesta y te resta fuerza mental y física, por lo que no rindes igual cuando tienes un Herpes Labial que cuando estas bien. Y ¡cómo duele cuando ríes, comes o bostezas!

¿Qué es el Herpes Labial?

El Herpes Labial (también llamado Herpes Simple Oral), es una infección vírica provocada por el virus del Herpes Simple tipo 1 (VHS-1).

Este tipo de virus, es muy contagioso, se transmite por contacto directo, pasa de unos individuos a otros al entrar en contacto con la saliva de la persona que tenga el virus, al tocar las heridas y compartir vasos, cubiertos, y artículos de aseo.

No todas las personas que portan el virus, presentan los síntomas. Si la persona tiene las defensas elevadas, puede transportar la enfermedad pero no llegan a sufrir los síntomas del propio Herpes Labial.

Cómo cursa el Herpes Labial

Cómo cursa el Herpes LabialCuando la persona es infectada por el virus del Herpes Labial, puede experimentar una serie de síntomas característicos. Una vez que sus defensas vuelven a ascender, estos síntomas desaparecen, pero NO desaparece el virus de su cuerpo, éste se quedará latente y en otras ocasiones posteriores que vuelva a tener una bajada de defensas, podrá tener los síntomas de nuevo.

El Herpes Labial cursa con una serie de fases que desarrollan los síntomas, te los cuento a continuación:

  1. Sensación de Hormigueo: en esta primera etapa, los síntomas son sensación de picor, hormigueo y quemazón.
  2. Flictenas (Ampollas): en la segunda fase, aparecen pequeñas vesículas con líquido en su interior. La sensación es quemazón y dolor intenso.
  3. Rotura de la Ampolla: en esta etapa, la ampolla se rompe y el líquido purulento que alberga en su interior se expande provocando un dolor intenso fomentando el contagio más que en las demás etapas.
  4. Se forma una costra: según se va secando el contenido de la ampolla, se va formando una costra que si llega a romperse, como en cualquier otra herida, pica, duele, sangra y tardará más tiempo en cicatrizarse.
  5. Cicatrización completa: Al secarse del todo la costra, se elimina ese tejido dañado dando lugar al nuevo. Se puede decir que ya hemos sido curados del Herpes Simple, pero el virus nos acompañará de por vida.

Factores que dan lugar a tener el Herpes Labial

La aparición del Herpes Labial se debe a una serie de factores que podemos evitar en muchas ocasiones y así retrasar la aparición de los síntomas, los detallo a continuación:

  1. Exposición al sol: Cuando nos exponemos al sol en horas altas y sin protección solar, estamos corriendo el riesgo de quemarnos y los labios son zonas muy sensibles a estas altas temperaturas.
  2. Exposición al frío: Al igual que con la exposición a altas temperaturas de los rayos ultravioleta, el frío actúa de forma similar, los labios se resecan, agrietan y se vuelven vulnerables a infecciones. Lo ideal es tenerlos bien hidratados en ambas temperaturas sobretodo en épocas donde el clima sea más intenso.
  3. Cambios hormonales: Tanto durante el embarazo como en la menstruación, el cuerpo de la mujer sufre unos cambios hormonales, esto provoca una bajada del sistema inmunológico, dando lugar a tener el Herpes Labial.
  4. Procesos gripales que cursan con fiebre: Cuando sufres una gripe, y/o tienes fiebre, tus defensas bajan, tu organismo se vuelve más vulnerable ante gérmenes tales como los virus y puesto que el Herpes Labial es un tipo de virus, tiene vía libre para actuar.
  5. Estrés prolongado, fatiga y cansancio extremos: Cuando tienes un estado de estrés prolongado con el cansancio y fatiga que eso conlleva, las defensas bajan también y es un momento propicio para que el virus haga acto de presencia. Hay que añadir los estados depresivos y psicológicos que cursan con alteraciones del sueño provocando una bajada del sistema inmunológico.
Cómo prevenir el Herpes Labial aunque esté latente

Cómo prevenir el Herpes Labial aunque esté latenteSabiendo las causas y los factores que predisponen a tenerlo y que reaparezca, es más sencillo tomar medidas para evitarlo en la medida de lo posible. Todo radica en evitar que las defensas bajen.

Estas medidas no requieren grandes esfuerzos ni medidas drásticas en la vida diaria. Entre las medidas más habituales están las siguientes:

  1. Hidratación: Es importante estar bien hidratados bebiendo líquidos abundantes durante todo el año.
  2. Protección labial: Siempre que tengamos que estar expuestos a temperaturas extremas tanto de frío como de calor y/o al sol directo, es aconsejable utilizar protectores labiales (aparte del bronceador que usemos en verano en el resto del cuerpo) como vaselinas, etc.
  3. Dieta equilibrada: Una dieta rica en vitaminas y minerales, es fundamental para evitar carencias y problemas derivados de su déficit. Llevar una dieta pobre en estos nutrientes, fomentará que baje el sistema inmunitario provocando así una mayor probabilidad de tener un Herpes Labial.
  4. Adiós Estrés: Evitando el estrés, se evita así el cansancio, fatiga y demás síntomas típicos de éste. Sin estrés se duerme mejor y el cuerpo se fortalece.
  5. Nivel emocional controlado: Si controlamos nuestras emociones, estaremos más preparados para enfrentar la vida cotidiana, evitando muchos problemas psicológicos en la mayoría de los casos.
Tratamiento del Herpes Labial

Existen en el mercado cremas y parches que tratan la infección desde el principio, evitando su avance y regenerando la piel nueva posteriormente. El medicamento más utilizado para el Herpes Labial, es el Aciclovir, es un antiviral que actúa directamente sobre el ADN del virus evitando su propagación.

Como en todos los casos, la prevención de una enfermedad es primordial y con estos consejos, siempre podemos evitar sufrirla en la medida de lo posible. Y recuerda que si pasado un tiempo no mejora, acude a tu médico para evaluarte y evitar posibles complicaciones derivadas de esta patología.

Gracias por acompañarme hasta aquí.

Un Saludo
RO

Anuncios