5 tips para controlar el estrés si no llegas a fin de mes
5 tips para controlar el estrés si no llegas a fin de mes

Qué ocurre cuando no llegas a fin de mes

Hay momentos en los que todo se complica. Los gastos en el hogar aumentan, pero los ingresos no son suficientes y te agobias buscando una salida para llegar a fin de mes. Si la situación se prolonga, pierdes los nervios, te estresas y te agotas. ¿Te suena la situación?

De los muchos motivos que nos llevan a un estado de estrés, los problemas económicos, ocupan un lugar importante en la lista. Llegar a fin de mes es todo un reto personal para muchas personas. Ese estado de estrés continuo, más tarde o temprano, te va a pasar factura.

Como el estrés afecta a tu salud

Los problemas económicos afectan a distintas áreas de tu vida, sobretodo en la salud, se verá afectada a nivel psicológico y físico. Porque si te falta dinero para cubrir las necesidades básicas o más importantes, no podrás llevar una buena dieta equilibrada y tendrás problemas para descansar.

De prolongar la situación por mucho tiempo, puedes tener problemas físicos como la falta de alguna vitamina o mineral importantes, que derive en anemia y problemas psicológicos frecuentes, como estados de estrés, ansiedad, cansancio mental y físico entre otros.

Altos niveles de estrés, afectará a varias zonas de tu organismo, como son:

  1. Mala concentración.
  2. Falta de sueño.
  3. Mala alimentación.
  4. Cambios en el carácter.
  5. El estado de ánimo.
  6. Ataques de ansiedad.
  7. Cambios en la conducta.
  8. Contracturas musculares.
  9. Úlceras gastroduodenales.
  10. Aumento del dolor en ciertas patologías existentes, etc.

El estrés es un bien preciado que nos puede salvar la vida en ciertas ocasiones, pero en dosis muy elevadas y prolongadas en un período de tiempo, es muy perjudicial para la salud.

Porqué es importante saber controlar es estrés

Si tienes el estrés bajo control, verás los problemas desde otra perspectiva más positiva, porque estarás más tranquilo y podrás analizar la situación y resolverla con más facilidad.

Cuando te bloqueas y te agobias, no ves más allá del problema y existen soluciones a tu alcance que no has visto aún.

“Cuando una puerta se cierra, otra se abre. Pero con frecuencia miramos tanto a la puerta cerrada que no somos capaces de ver la puerta que se ha abierto frente a nosotros”

Hellen Keller.

Es duro ver que tu vida tiene que dar un cambio radical y urgente para llegar a fin de mes, pero algunas veces, los cambios son muy positivos, y siempre nos ayudarán a crecer como personas, nos curtimos más ante la adversidad y estaremos más preparados para otro cambio en un futuro.

Cuando parece que todo está perdido, siempre puedes hacer una autoevaluación personal y profesional. Si llevas mucho tiempo en un mismo puesto de trabajo, lo más probable, es que te cueste empezar en uno nuevo y que tengas que actualizar tus estudios.

Volver a estudiar pasados unos años, te puede abrir muchas puertas de futuro; te ayudará a mejorar el trabajo actual o a encontrar otra profesión diferente, a conocer gente nueva y te motiva para hacer grandes cosas y lograr tus objetivos.

Puedes hacer una lista con aquellas actividades que puedas realizar. Si ya estás desempleado, intenta buscar el tipo de trabajo más adecuado a los problemas económicos que tienes, aunque no te guste al principio, vas adquiriendo experiencia y conocimientos. Siempre puedes seguir formándote, para lograr el trabajo que más te guste.

Existen ayudas en cada comunidad que te pueden prestar, como becas, alimentación, estudios, etc. Sí, ya sabemos que no es una solución a largo plazo, pero de momento, te solucionará el problema momentáneamente para seguir adelante con tus objetivos.

Si tienes un trabajo que no cubre todos tus gastos, intenta ajustar tus compras mensuales, por ejemplo, evita gastar en caprichos innecesarios por costumbre, si no se puede, no se puede, “ya se podrá más adelante, ahora es tiempo de acumular, no de recoger” no pasa nada, para recoger, primero hay que sembrar y con el tiempo, todo se consigue.

Pero recuerda: “vete paso a paso“, divide todo en partes pequeñas para no saturarte y así poder cumplir con tus objetivos.

Lo fundamental para no perder tu salud cuando tienes problemas económicos, es “descansar y comer bien” quita el dinero de otro lado, pero la comida y el descanso, no debería faltarte, porque sin salud, no rindes ni puedes trabajar y si no trabajas, no consigues el dinero y la calidad de vida que necesitas.

5 tips para controlar el estrés si no llegas a fin de mes:

  1. Aprende a controlar tus emociones, te ayudará a no perder los nervios en ciertas situaciones y mejorará tu relación con los demás.
  2. Haz listas con los problemas a resolver; tus dudas, los gastos-ingresos mensuales que tienes.., todo aquello que te ayude a ordenar y dividir el problema en partes pequeñas.
  3. Intenta relajarte: Hay terapias de relajación, infusiones de relax, tomar un baño caliente, oír música, leer libros, pasear al aire libre, todo aquello que te relaje y despeje tu mente. No puedes resolver nada si eres presa de los nervios, cuanto más relajado estés, mejor verás la situación.
  4. Alimentación y Sueño: ¡¡Sagrados!!, intenta alimentarte adecuadamente, no en cantidad, muchas veces comemos por ansiedad, no pagues tus frustraciones con la comida que te pasará factura después, hay que comer cuando es necesario y de forma equilibrada. Un sueño reparador es justo lo que necesitas para que la alimentación surta efecto y puedas rendir el resto del día. Si no descansas, el estrés hará acto de presencia con más facilidad.
  5. Haz ejercicio: Cuando te satures, haz ejercicio (correr, nadar, pasear). Quemar esa energía acumulada, te ayudará a dormir mejor después.

Controlar el estrés, no es tarea fácil cuando se tienen muchos problemas para llegar a fin de mes, pero la solución, empieza en uno mismo.

¿Te cuesta relajarte?, ¿cómo llevas el estrés cuando tienes problemas económicos?

¡Nos vemos en los comentarios!

Anuncios